El año pasado rompí una tradición que llevaba cumpliendo años en este blog y lo cierto es que me sentí mal por ello, pero cuando hice acopio de energías para hacerlo ya era un poco tarde. A pesar de todo, si que me planteé unos cuantos propósitos para el año, propósitos que por cierto considero que cumplí en su mayoría.

Ahora, al inicio de 2017, retomo esta tradición, espero que además de retomar el escribir estos propósitos en mi blog también cumpla lo que me proponga.

En 2015 uno de mis propósitos fue hacer algo que no fuese a olvidar en cada mes y creo que eso fue una de las cosas por las que este año fue de los mejores de mi vida. Para 2017 voy a intentar hacer eso una vez más e intentar que todos los meses tengan al menos un recuerdo que merezca la pena.

También he visto a lo largo de 2016 a gente utilizando el hashtag #ElCineQueHeVistoEn2016 y me ha parecido buena idea sumarme a esto para tener un registro de las películas que veo. Además, como objetivo me marco el ver al menos 200 películas a lo largo del año, un número más o menos aceptable y que se acerca al que tuve el año pasado (aproximado, porque no llevé un registro).

En 2016 llegué a estar en un nivel de forma bastante aceptable y, aunque después de volver a España dejé de hacer tanto deporte, creo que este año puedo retomarlo y cumplir con uno de los objetivos que me han interesado desde hace años: Correr una media maratón. Teniendo en cuenta que ahora mismo soy capaz de correr cerca de los 10 km no creo que me cueste demasiado alcanzarlo, aunque lo que si tengo que hacer es empezar a entrenar.

Quiero retomar la guitarra. Hace ya unos cuantos años que dejé de tocar de forma asidua y lo cierto es que no debería haber hecho eso nunca. En 2017 espero retomar la guitarra y tratar de montar algún proyecto de post-black.

Quiero también viajar. El año pasado fue el año que más aviones cogí en mi vida y, por tanto, el año en el que más nuevos horizontes descubrí. Este año espero mantener el nivel del año pasado, aunque pinta complicado.

Por último, pero no por ello menos importante, este año espero que sea el año de mi independencia. Sé que es un objetivo muy ambicioso y, por supuesto, espero que esta venga después de unos meses trabajando y ahorrando, para tener un colchón y no pase apuros. Si consigo encontrar trabajo no creo que me sea muy dificil.

Algunos de estos objetivos son bastante ambiciosos, pero supongo que hay que ser ambicioso para llegar a algo. A pesar de todo, si que creo que son objetivos alcanzables, así que toca trabajar y cumplirlos.

¡Allévoy!