Otro año más para mi cuenta personal… y para la cuenta del blog.

Hace 5 años, un chaval de tan solo 13 años decidió abrir un rinconcito en internet dedicado a lo poco que tenía que decir. Era la víspera de su cumpleaños y estaba esperando con gran inquietud que llegase el 18 de Junio.

Desde entonces han pasado muchas cosas: Graduaciones, romances, desamores, “idas de olla”, festivales, viajes… y muchas otras vivencias, todas ligadas a este rinconcito de internet que tanto aprecio (Aunque parezca que no).

Y es así, durante los últimos 5 años este hueco me ha servido para desahogarme o para compartir aquello que me interesaba en su momento y, si bien es cierto que no con la regularidad que merece, nunca me han faltado ganas para actualizar. Inspiración, eso si.

Si es que cuando no es una cosa es otra, o bien el agobio o bien la inspiración no me permiten escribir todo lo que de verdad me gustaría, sobre todo ahora que he decidido actualizar el blog a una dirección propia. Este año ha sido duro, el curso no me ha dejado mucho tiempo libre, motivo por el cual he dejado el blog tan aparcado y el otro proyecto grande, el de wearenoone.org, a falta de una última pincelada para salir. Ahora estoy de vacaciones otra vez (O casi, me falta un exámen) y con un verano por delante que pinta muy interesante, lo cual probablemente haga que el tráfico de esta página y sobre todo las entradas aumenten con respecto a los meses pasados… o eso espero.

Estos 5 años han sido muy positivos, pese a que no haya alcanzado un público multitudinario ni nada (Cosa que para nada ha sido el objetivo de este blog nunca), gracias a esta experiencia he aprendido mucho y espero que eso sea así durante mucho tiempo más.

Cinco años, desde que cumplí 14 hasta ahora que cumplo 19… y como ha cambiado todo desde entonces.