Cuenta la leyenda que hubo un tiempo en el que el primer y segundo puesto de la primera división lo ocupaban varios equipos, no solo dos. Se dice también que equipos como el Valencia, el Athletic de Bilbao o el Atlético de Madrid una vez no solo estuvieron rondando la 2ª plaza sino que llegaron hasta a ganar la liga. Sí, sé que es algo que ahora parecerá inverosímil a mucha gente, pero la historia parece ser cierta… creo.

El blanco y el azul-grana han copado los dos primeros puestos de liga desde la temporada 2007/2008, en la que el campeón fue el Real Madrid (Para variar…) y el subcampeón fue el Villarreal. Para encontrar a un campeón de liga diferente a estos dos equipos tenemos que ir a la temporada 2003/2004, en la que el Valencia se alzó con el título de la Liga. Tal es la hegemonía de estos dos clubes en el fútbol español que, viendo estos datos, esta temporada se cumplen 10 años sin un campeón diferente al Barça o al Madrid, de hecho, de los últimos 30 campeonatos ligueros solo 5 han sido ganados por otros equipos. ¡Pero que interesante es la Liga Española!

Lo cierto es que la que muchos llaman “La mejor liga del mundo” cada vez están más equivocados. Desde mi punto de vista, una liga como la Premier League inglesa o la Bundesliga (con 23 y 29 campeones diferentes, respectivamente) presentan muchísima más competitividad y emoción de lo que la Liga Española aporta al fútbol mundial. Pero claro, aquí juegan los mejores jugadores del mundo: Messi, Cristiano, Neymar, Iniesta, Xavi, Casillas… (Bueno, lo de este último es otra cosa)

No sabría decir si esto tiene arreglo, lo que si puedo afirmar es que cada año la liga va perdiendo interés, en el mes de Diciembre casi puedes saber quien ha ganado esta temporada mientras que, los que seguimos a nuestros equipos más pequeños, nos tenemos que conformar con las migajas que dejan los grandes. Tal vez la solución sea, como muchos comentan, un reparto más equitativo de los derechos televisivos, incluso un reparto en el que los equipos que menos capacidad de autoabastecerse (Equipos pequeños que no ganan suficiente con merchandising y publicidad) tengan mas ingresos, pero lo cierto es que viendo el panorama general del país, en el que o todo es blanco o es negro, dudo que se pueda hacer mucho.

Aun así, las diferencias son abismales, no solo en lo que a dinero respecta, sino en trato por parte de los arbitros, los cuales suelen favorecer a Madrid y a Barça. Lo que para unos es tarjeta amarilla para otros no llega ni a falta… luego, cuando nadie se interese por nuestro campeonato, lloraremos. Lo cierto es que nos lo habremos buscado, por permitirlo.