¿Sabéis qué? Hace justo un mes que cambié de móvil.

Os preguntaréis que a vosotros qué os importa este dato, pues bien, lo que tiene de importante es que el móvil que tengo la suerte de haber podido comprar no lo tienen más de unos cuantos miles de personas en todo el mundo (De hecho, sin contar china, sería de los 1000 primeros que pudo comprarlo). Probablemente algunos hayáis oído hablar de él: el móvil que me compré es el One Plus One. _DSC7633

El One Plus One prácticamente recién encendido

Para los que no lo conozcáis, este teléfono es básicamente un Samsung Galaxy S5 en cuanto a especificaciones de hardware, con Cyanogenmod 11S como sistema operativo (Es decir, Android KitKat con unas pequeñas modificaciones) y por un precio de casi 400 euros menos. Sí, 400 euros menos (teniendo en cuenta que el precio de salida del S5 fue de 700€). Cuando vi el potencial de este teléfono lo cierto es que aluciné y decidí que, aunque era algo más caro que el BQ que tenía pensado comprar, el gasto merecía la pena. La única pega que tenía el teléfono es que no estaba a la venta de la forma tradicional. Este smartphone está hecho para que la empresa se promocione, es decir, ellos venden el teléfono prácticamente al precio que les cuesta fabricarlo y se publicitan de forma gratuita, puesto que un teléfono con estas especificaciones estaba claro que iba a causar un gran revuelo. El principal problema que se les plantea al tener esta estrategia es que en el momento en el que tengan cualquier tipo de excedente van a tener unas pérdidas importantes, con lo que para controlar la producción los One Plus One se venden por invitación… y aquí es dónde he tenido mucha suerte: Los de One Plus decidieron hacer un concurso a finales de mayo por el cual le daban a 100 personas el móvil por 1$ y uno de esos afortunados era amigo de un conocido mío. Es decir, de todos los millones de personas que hay en el mundo le ha ido a tocar a un amigo de otro amigo… maravilloso.

Tras mes y medio esperando poder comprar el teléfono, el muchacho me pasó la invitación y una semana después mi One Plus One estaba ya en casa y listo para poder sustituir a mi Motorola Razr (el cual había dejado de funcionar al cambiarme de compañía).

_DSC7624 _DSC7625 _DSC7626

Unboxing

Si bien ya había oído mil y una cosas sobre este móvil lo cierto es que cualquier piropo que se le pueda echar va a ser poco para lo que es este móvil. De primeras puede parecer un poco grande, de hecho hasta que no te acostumbras te parece un ladrillo, pero una vez has trasteado con él durante un tiempo te das cuenta de que la pantalla es increíble y que su tamaño (5’5 pulgadas) más que un inconveniente es una ventaja, de hecho ahora mi Motorola Razr me parece un juguete. La calidad de ésta es muy buena y cumple con creces tanto en ambientes con poca luz como en la calle a plena luz del día, sin duda la destacaría como uno de sus puntos más fuertes. Además, la construcción del terminal es una maravilla, dando una sensación de tener entre manos un dispositivo hecho con los mejores materiales… pese a que es de plástico. Cabe destacar que no solo el terminal tiene unos acabados muy cuidados sino que también lo tienen el cargador y el cable USB que vienen incluidos, todo muy minimalista.

_DSC7628 _DSC7629

Así es el One Plus One

Además de eso, el contar con Cyanogenmod como ROM le da muchísimos puntos. En mi Motorola Razr tenía una versión modificada de Cyanogen y lo cierto es que iba bien, pero el funcionamiento de la ROM en el One Plus es otro nivel. Esta ROM destaca por la gestión de los recursos y por su capacidad de personalización, teniendo un gestor de temas propio desde hace un tiempo. En este gestor encontramos temas muy bonitos de pago, pero de momento no hay tantos gratuitos como nos gustaría. De hecho en mi móvil llevo un tema llamado Orange Lollipop que no estaba en este gestor sino en Google Play. De primeras puede parecer que esta aplicación no sirve de mucho, pero la verdad es que tiene mucho potencial y en caso de que no te convenza ninguno de los que hay siempre puedes buscar en Google Play o en los foros de internet._DSC7631

2014-07-15 23.54.26 2014-07-15 23.54.19 2014-07-15 23.54.40

One Plus One encendiéndose // Galería de Temas y Menú de Ajustes

Otro punto que me ha resultado apabullante es la duración de la batería. El terminal cuenta con una batería de 3000 mAh, bastante grande y que da una duración de hasta 2 días con un uso moderado o de 26 horas con un uso más intenso (He llegado a echar hasta 6 horas y 40 minutos de pantalla). El único problema es que esta batería no tiene posibilidad de “carga rápida” con lo que si alguna vez te das cuenta de que tienes el móvil sin batería poco antes de salir… amigo mío, estás jodido. El tiempo de carga de la batería completa será de unas 4 o 5 horas, lo cual es mucho pero teniendo en cuenta que la batería dura mucho con un 50% tienes de sobra para toda tu jornada y llegar a casa con el cacharro vivo.

Obviamente el teléfono tiene algunos problemas, puesto que no todo es perfecto. La cámara trasera en condiciones de poca luz echa fotos que presentan mucho ruido mientras que en la delantera este problema es aún más grave. Además, los gestos que se pueden hacer con la pantalla apagada (para encender el flash, acceder a la cámara, pasar de canción o pausar la música) a veces se accionan solos al llevar el móvil en el bolsillo con la pantalla pegada a la pierna (Corregido). Aun así, esta característica es opcional así que si no eres capaz de acostumbrarte a llevar el móvil con la pantalla para fuera o no le ves utilidad a los gestos siempre podrás desactivarlos. Por otro lado también he tenido varios problemas con la conexión al wifi de algunas redes, aunque creo que no es cosa del móvil sino de que algo estará cambiado en el sistema operativo o en el router, pero la verdad es que no puedo afirmarlo. (No ha vuelto a pasarme)

Además, algo que puede ser un problema es la falta de un slot para tarjetas SD, dejándonos solamente con 64GB de capacidad… pobres de nosotros. Esto no me parece una pega, en mi anterior móvil tenía una tarjeta SD de 32GB y 16 más de memoria interna y, la verdad, nunca llegué a ocupar toda la memoria. Es verdad que es más cómodo pasar las cosas del ordenador a la tarjeta SD, pero tampoco es ningún sacrificio el tener que enchufar el móvil vía USB.

2014-07-15 23.53.53

Y así tengo ahora mismo mi pantalla principal

Y bueno, creo que no me dejo nada en el tintero. Mi experiencia con el One Plus One está siendo ciertamente satisfactoria, no me arrepiento para nada de haberlo comprado y  no estoy teniendo ningún problema realmente importante, pese a que en los foros se están reportando algunos con la pantalla. Sea como sea, el One Plus One ofrece ahora mismo más que cualquier otro smartphone por el precio que tiene, con lo que su compra está totalmente recomendada… siempre y cuando tengas la posibilidad.

A continuación os dejo todas las fotos de las que dispongo, por si queréis echarle un ojo. Espero que mi opinión os haya servido de ayuda. Y bueno, si os queda alguna duda abajo tenéis los comentarios para plantearla, yo me comprometo a responderlas (siempre y cuando pueda).

_DSC7623 _DSC7624 _DSC7625 _DSC7626 _DSC7627 _DSC7629 _DSC7628 _DSC7631 _DSC7633 Screenshot_2014-07-16-01-54-40 Screenshot_2014-07-16-01-54-18 Screenshot_2014-07-16-01-54-25 Screenshot_2014-07-16-01-53-52 2014-07-15 23.44.24