Es curioso ver como muchas veces, tratando de defender lo que consideras vital, acabas destruyéndolo por ti mismo. Eso es lo que esta pasando con la SGAE, aunque, siendo sinceros, dudo mucho que a esa panda de ladrones les importe un poquitín la cultura.

Un claro ejemplo es el Festival de Rock gratuito mas antiguo de Europa: El Zaidín Rock. ¿Por qué? Tal vez si no sigues este tipo de música y/o no eres de Granada ni vives en los alrededores, desconozcas los problemas que ha habido en los meses anteriores, y las dificultades que han tenido que superar los organizadores de este evento para que, en este año 2010, no nos tengamos que quedar sin uno de los festivales mas importantes de Europa, en lo que a conciertos gratuitos se refiere. Os informo un poquito:

Como ya he dicho antes, el Zaidín Rock es un festival gratuito de música (Ojo, no solo rock, también hay flamenco, rap y demás cosas) que se celebra normalmente en la primera mitad de septiembre en el barrio que da nombre al festival. Al ser un festival gratuito tiene que vivir de subvenciones, subvenciones que este año, debido a la crisis, se han visto reducidas de una forma considerable. Pero ese no es el tema ahora, el tema es que, pese a ser un festival gratuito, Teddy Bautista (Director de la SGAE) ha decidido ir a meter mas leña al fuego y apedrear al festival zaidinero.

A pesar de que el presupuesto del festival era escaso y que, con esto, ya iba a costar lo suyo sacarlo adelante… los magníficos y salvaculturas señores de la SGAE se atrevieron a reclamar 18.000 € a la organización del festival. ¿Consecuencias? Pues la verdad es que me pregunto si va a tener consecuencias en un futuro esto, pero al parecer (y según rumores que he oído…) el festival se ha visto obligado a recurrir a los tribunales y esto ha hecho que para el año 2011 el barrio del Zaidín se quede sin uno de sus mas conocidos iconos en el mundo de la música, para deleite de los típicos vecinos cascarrabias.

Esto es uno de los muchos ejemplos que hay de que la SGAE lo único a lo que se está dedicando es a destruir la cultura, no a conservarla. No podemos dejar que nos sigan mangoneando de esta forma.

¿Hasta cuando vamos a permitir que la SGAE cobre sus dichosos impuestos a festivales gratuitos y a conciertos benéficos? Sin duda alguna, los trabajadores de la SGAE están escalando posiciones a una velocidad increíble en la escala de odio de los ciudadanos… pero mas aun de la gente que nos vemos fastidiados por culpa de sus medidas.

¡¡SGAE, LADRONES!!