lots-of-zombies1

Desde hace bastante tiempo me gustan las historias sobre un futuro en el que los muertos vivientes campan a sus anchas por el mundo buscando humanos para descuartizar y despedazar. Siempre me han encantado las ruinas y las vistas de una ciudad abandonada en la cual los árboles son los nuevos pobladores de sus edificios. Probablemente por eso me llame tanto la atención el universo distópico de The Walking Dead y demás.

Y también desde hace ya unos años trabajo como repartidor en un asadero de mi pueblo, llevando comida a domicilio.

Probablemente nadie vea ningún sentido en la mención de estos dos hechos que a simple vista parecen totalmente irrelevantes y sin ninguna relación. Pero lo cierto es que si que la tienen. Como fan de estas historias muchas veces cuando estoy repartiendo me imagino ante la situación de un apocalipsis zombie y analizo los lugares por los que voy pasando en vistas a una claramente inminente epidemia zombie. Pero claramente.

Lo cierto es que los zombies en si mismos no son tan peligrosos como podrían parecer en primera instancia. Tal y como se puede observar en The Walking Dead, los zombies no tienen capacidad de razonar, ni de pensar en más que alimentarse, además de contar con una movilidad reducida. El verdadero peligro es cuando son grupos grandes, puesto que ahí sí nos pueden cortar el paso y acabar devorando nuestras entrañas. El potencial de una horda de zombies es tal que es capaz de destruir puertas, haciendo que las casas no sean un lugar seguro. O bueno, más bien las casas de los suburbios que suelen ser tan comunes en Estados Unidos, país en el que se graba la serie.

Lo cierto es que, tomando como referencia la serie de AMC, en Granada la amenaza de un grupo de zombies no sería tan grande, a pesar de que en un espacio bastante reducido como es la hoya de Granada viven más o menos medio millón de zombies potenciales. Esto es, principalmente, por la forma de construir que tenemos aquí. Me explico: aquí, o al menos en los pueblos a los que suelo repartir, gran cantidad de urbanizaciones están estructurados con las casas en la periferia y un patio común en el centro con una piscina y zonas verdes, contando a veces con una salida directa a la calle por las zonas comunes o con ninguna. Ante una epidemia zombie similar al de TWD contaríamos con gran cantidad de refugios fáciles donde poder vivir, además de poder contar con un depósito de agua y zonas para el cultivo de alimentos.

No solo eso, sino que en la zona en la que yo vivo sería relativamente fácil hacer un perímetro con las calles cercanas que impedirían a los “caminantes” entrar y que además nos permitiría a los supervivientes vivir tranquilamente, pudiendo formar una comunidad bastante grande sin demasiadas dificultades.

Aunque claro, todos estos supuestos son en el caso de que los zombies sean como los de The Walking Dead, si fuesen como los de Guerra Mundial Z… amigos, estamos jodidos.