league-legends-na-lcs

En los últimos días se han estado celebrando los torneos regionales que determinarían qué equipos de las regiones de Europa y Norte América en la tercera posición. Previo a estos torneos se celebraron las finales de los play-off que acabaron con Fnatic como campeón de la región europea mientras que Counter Logic Gaming serían los campeones de norte américa. ¿Qué tienen de importante estos hechos? Son solo videojuegos, pensaréis los que estáis menos habituados a estos eventos. Bien, si os digo que ambas finales se celebraron en estadios repletos hasta la bandera y que entre los dos principales streamings en español había cerca de 50.000 personas viendo el evento (sin contar los que lo siguen por otros medios en español) tal vez os empecéis a hacer una idea de por qué los videojuegos están dejando de ser solo videojuegos.

Aunque no he logrado encontrar unos datos precisos, pero en base a lo que menciona The E-Sport Bible la final de la temporada de verano de la LCS ha tenido más de 6 millones de espectadores. Probablemente estos datos cuenten solo los espectadores del streaming inglés (el oficial) por lo que es probable que estos datos sean bastante mayores.

11949146_1514832978777434_8622537350669515066_n

Y es que los videojuegos han dejado de ser solo un pasa tiempo, llegando a ser la forma de ganarse la vida de muchos jugadores en todo el mundo. Torneos como el mundial de DotA dan premios multimillonarios a sus ganadores mientras que eventos como las LCS (regionales de League of Legends), mundiales de diferentes juegos o la ESL One son seguidos por millones de personas en todo el mundo. Este dato no escapa a las diferentes empresas de periféricos, dispositivos electrónicos e incluso marcas de comida, que han alcanzado diversos acuerdos de patrocinio con muchos equipos de élite o incluso que patrocinan las ligas (como Coca Cola con las Challenger Series del LoL, la segunda división de este e-sport).

Lo cierto es que aunque la visión social no está todavía cambiada, solo es cuestión de tiempo que nuestra sociedad vea con otros ojos los deportes electrónicos. Si bien es cierto que hace unos años para la mayoría de nosotros no lo vería así, hoy día está más que claro que los e-sports tienen un futuro prometedor y que no solo van a mover mucho dinero sino que ya lo mueven, como ha contado Ocelote en más de una ocasión (sacando pecho de haber ganado más de 1 millón de euros en solo un año).

Esto es solo el comienzo de algo mucho más grande, ya lo veréis.

Ah y ¡¡¡¡GO ORIGEN!!!!