Categoría: No clasificables

Brutal Assault

Son las 12 y yo estoy en un bar de tapas de Granada. Llega la hora de partir rumbo a la estación de autobuses. Me esperan nada más y nada menos que 17 horas de viaje para llegar a mi destino, aunque la verdad es que ni siquiera me había planteado que iban a ser tantísimas horas.

Primero cinco horas a Madrid en un tortuoso autobus que no me permitió ni dar una mísera cabezada. Después dos horas esperando a embarcar, montamos en el primer avión con destino a Zürich, a donde llegaríamos ajustadísimos de tiempo. Luego una espera de 15 minutos escasos antes de montarnos en el segundo avión, el cual nos dejaría en el aeropuerto de Praga. Pero no termina la cosa ahí. Una vez en Praga tuvimos que esperar 45 minutos al microbus que nos llevaría hasta Jaromer, a 130 km de Praga.

Como podéis imaginar, cuando llegué al festival estaba ya como para volverme… aunque luego me di cuenta de dónde estaba y de lo que iba a ver en cuestión de horas y se me pasó el cansancio, para que negarlo.

La organización del festival, en lo que a las taquillas se refería, dejaba mucho que desear: las colas eran de más de 5 horas… pobre de ti como no hubieses reservado la entrada. Hubo gente que se perdió a Alcest (último grupo del día) por estar esperando en la cola para sacarse la entrada. Espero que al menos no les cobrasen ese día… o algo.

Hay que destacar que la zona, en un antiguo fuerte militar, es según mi criterio uno de los mejores escenarios posibles para un festival de metal. La zona de acampada estaba en mitad del bosque y teníamos varios ríos cerca por si en algún momento te daba calor… nah, dudo que nadie se metiese en esos ríos, no hacía calor para nada.

Tras instalarnos en nuestro cuadrante (El 4-F) llegó el momento de ir a “golismear” como dicen por aquí. La zona de acampada se encontraba rodeada por arboles. Las duchas se encontraban en el lado izquierdo y la única pega que le encontrábamos era que para acceder a la zona de conciertos desde ahí tenías que subir una señora cuesta… que de hecho por la noche se empapaba del rocío y resbalaba bastante. Si le sumamos esto a que no había nada de luz por esa zona tenemos un combo mortal y muy peligroso.

El primer grupo al que me interesé por ver fueron los Anaal Nathrakh, a los cuales había escuchado y me resultaba muy interesante su mezcla entre grindcore y voces limpias. La verdad es que no defraudaron a nadie, con un cantante cojo dándolo todo a pesar de sus múltiples muestras del dolor. Tras estos vinieron los Root, para mi sorpresa, puesto que yo esperaba a Alcest. No sonaban del todo mal aunque sus letras me parecían de vez en cuando repetitivas y la edad se nota, quieras que no. Por último, para cerrar el día, los franceses Alcest dieron una demostración de que no todo el metal tiene que ser guturales y doble bombo.

Comenzaba el segundo día de festival temprano (a las 9:30 de la mañana ya estabamos en pie) con la desagradable sorpresa de que en las duchas no había agua caliente (Cosa que se solucionó al siguiente día)… y además había una cola tremenda. La verdad es que si el festival hubiese sido aquí en España casi hasta habría agradecido que el agua estuviese tan fría pero el clima que hacía allí no era el adecuado para ducharse a esa temperatura.

Me perdí a los Trollech por estar esperando para la ducha… si es que la pulcritud no está hecha para los heavys de verdad. Hasta que no iban a tocar los Toxic Holocaust no conseguí estar listo del todo. Estos dieron uno de los conciertos más cortos del festival y también uno de los más intensos, con mucho pogo y crowdsurfing incluidos. Arkona dieron un espectáculo y su cantante demostró que no le falta para nada energía. Más tarde Lock Up deleitaron a los asistentes con un directo en el que el talento se respiraba por los cuatro costados. Ese día también vi a Krisiun, Minsitry, Dimmu Borgir y Nile, de los cuales tengo hasta una púa.

Pero el festival acababa de empezar, el viernes venía a ser el día más burro, llegando a empalmar hasta 7 u 8 grupos perfectamente (Yo 7, parte de Machine Head no la vi del cansancio que ya arrastraba). Este día destacaron las actuaciones de Warbringer, Insomnium, Suicidal Angels (Gran descubrimiento), Municipal Waste y, sobre todo, mis esperados Amon Amarth. Fue un día muy intenso en el que casi no nos quedaba tiempo ni para ir a comer.

Una cosa que me llamó mucho la atención fue que la organización había preparado un servicio de carga de móviles gratuito para todos los que íbamos con la pulsera del camping VIP y pagado para los que no. Vino muy bien puesto que al terminar este día el móvil ya no daba para más y ahí que se quedó unas cuantas horas para que se llenase de energía.

El último día del festival fue el más tranquilo de todos. Muchos grupos los vimos desde la colina que había en la parte más alejada de los escenarios, el lugar perfecto para esos conciertos que tienes ganas de ver tranquilamente sin que tu espalda y/o piernas se quejen.

De este último día destacaron los que para mi fueron los claros ganadores del festival en lo que a tralla se refiere: At The Gates. No eran un grupo al que le hubiese prestado demasiada atención pero dieron un concierto que más les gustaría a muchísimos poder igualar.

Aun así, Be’ Lakor, Aborted y Sólstafir dieron grandes espectáculos también.  Sólo se me clavaron dos espinitas, la primera de ellas fue que Finntroll no tocaron su mítica canción Trollhammaren (Por alguna razón que no llego a comprender) y la segunda fue que debido a que Sodom fueron aplazados me los perdí… pero bueno, el año que viene me espero quitar estas dos espinas.

También hay que destacar los precios del festival y la gran oferta de todo que había. Es uno de los festivales con más diversidad de puestos de comida, según he escuchado y en cuanto a bebida… por poco más de 1€ (30 Coronas checas) tenías medio litro de cerveza Budweiser, muy buena oiga.

En definitiva, el festival ha sido una experiencia que espero poder volver a repetir el año que viene. Se me ha hecho corto y ha tenido sus fallos (Las duchas frías con ese clima no vienen nada bien) pero si comparamos este festival con un festival español… no hay color.

Espero que os haya parecido interesante mi historia de como viví el Brutal Assault y desde aquí os animo a que vayáis el año que viene… donde, si se curran un poco el cartel, estaré yo también repitiendo. O eso espero.

PD.: Sé que las crónicas no son lo mío pero creo que un festival como el que he vivido se merece una, espero no haberos aburrido mucho y si es así… pues haber dejado de leer, motherfuckers!

Leer más

Runes to my memory

El niño se dispone a escuchar música. Para ello usa una web que ha descubierto hace poco, se llama YouTube. Video tras video va descubriendo grupos pero, por alguna casualidad del destino, uno de estos grupos le gusta especialmente. Sus componentes son melenudos, con barbas al más puro estilo vikingo. Su canción habla sobre runas mientras que en el videoclip ellos dan melenazos a diestro y siniestro.

Esta es mi historia, la historia de como empecé a escuchar metal, o casi. Por aquél entonces yo tendría 13 o 14 años, lo más duro que escuchaba era Mago de Oz y muy de vez en cuando Rhapsody… pero aquél día todo cambió. Descubrí al grupo Amon Amarth y con ellos su estilo de música, el Death Metal Melódico. He intentado verlos en directo 4 o 5 veces desde entonces, puesto que desde aquél día no han dejado de ser uno de mis grupos favoritos (Prueba de ello es que son el número 2 de mi Last.fm, por detrás de Municipal Waste… de los cuales te escuchas la discografía en una hora) pero nunca he logrado verlos, por unas cosas o por otras.

La última vez fue la más dolorosa, el 17 de Junio, un día antes de mi cumpleaños, los vikingos tocaban en Sevilla. Siendo mi cumpleaños ese día y tocando a 300km no podía perderme ese concierto por nada en el mundo… o sí. La dichosa selectividad se interpuso entre el concierto y yo.

Pero esa tarea pendiente quedará cumplida esta semana. Me habrá costado 350€, más de 2.000km y 5 años pero por fin voy a conseguir ver a mi grupo guía. Esta semana voy a ir al festival Brutal Assault, en Jaromer (República Checa) donde, entre otros muchos y muy buenos grupos, tocarán los grandiosos Amon Amarth.

Trataré de manteneros informados vía Twitter, sino ya subiré una crónica del festival, porque tened por seguro que este festival va a merecer una crónica… y me da a mi que no va a ser solo de una entrada.

Leer más

Selectividad, día 1

Suena el despertador. Son las 6 de la mañana y es la hora de levantarse, hoy es el día que llevas temiendo que llegue desde hace meses, tal vez años. Te vistes, desayunas, te arreglas para salir a la calle… todo eso con tus apuntes en la mano.

Notas que con el paso de los minutos el tembleque de tu mano se hace mayor y que una sensación de nerviosismo se apodera de ti, “Maldita sea ¿Falta más de dos horas para que empiece el primer examen y ya estoy así?” Pues sí. 
Pero el tiempo pasa más rápido de lo que crees y cuando quieres acordar estás en un aula universitaria sentado al lado de gente que no conoces y esperando a que te entreguen el exámen, que ya llevan su media hora de retraso… y todo para que cuando te entregan el exámen no encuentres entre las dos opciones el comentario de texto periodístico que tanto te has preparado. ¡¡FUCK!!
Una vez hecho lo que se puede entregas tu examen, mucho más tranquilo. Todavía quedan dos más y seguro que en estos otros tienes más suerte.
Historia, la constitución de Cádiz; Inglés, fácil… tal vez no sea tan complicado esto de la selectividad.
Contento aunque un poco cabreado por la faena de Lengua te vuelves a casa, solo dos días más y serás libre.
Verano que te quiero, verano.
Leer más

Bus Stop

Hola. Te escribo esto porque te echo de menos, porque desde hace tiempo ya no puedo parar de pensar en tus grandes y preciosos ojos, tus carnosos labios y esa sonrisilla que esbozas cuando te digo que te quiero.

Te lo escribo porque me gustaría poder decirtelo en este instante mientras te acaricio desde la cadera hasta el pecho con los dedos y contemplo como te quedas mirandome a los ojos.

Y es que te quiero, desde aquel primer beso que me diste justo antes de coger el autobús. Te quiero y no se de que manera decirtelo para dar rienda suelta a todos los sentimientos que tengo hacia ti, porque no conozco aun la manera de expresarlos con palabras. Ni siquiera con besos te puedo expresar lo micho que eres para mi y todo lo que te amo, llegandome a parecer el tiempo que te conozco una eternidad, como si fueses mi amada de toda la vida.

Una parte de mi te conoce ya, tal vez sea como en las películas en las que dos son almas gemelas y se acaban encontrando, no lo se, la verdad es que nunca he creído demasiado en esas cosas pero estando contigo creo que empiezo a creer que cada uno tiene un alma gemela, una media naranja que le complementa y a la cual puede amar con locura, como yo a ti.

Y no se cuanto durara todo esto, lo mismo acaba todo mañana, pero ahora mismo me conformo con sentirte conmigo, saber que tu también sientes algo parecido por mi y que estas dispuesta a compartir tu tiempo conmigo, mi amor, porque yo estoy dispuesto a compartir contigo toda mi vida, si me lo permites.

No te entretengo mas, mi amor, solo quería decirte eso, que te amo y que muchas gracias por darme todo esto, que te quiero y que muero de ganas por que llegue el fin de semana para poder estar contigo cogida de la cintura, oler tu pelo… De ti, me muero de ganas de ti entera.

Te quiero.

Leer más

Feliz 15-O

Llegó el día que llevábamos esperando meses muchas personas en todo el mundo. El 15 de Octubre de 2011 será recordado por el comienzo de una gran revolución mundial, no me cabía la menor duda antes de que fuese y ahora que lo he vivido en mis propias carnes menos.

Me reencontraría con toda esa gente que me hizo soñar en la plaza del ayuntamiento de Granada (Plaza del Carmen), esa mezcla de gente que se unía por un cambio y que tanto revuelo montó. Sabía que también me encontraría con esos medios de desinformación que al día siguiente dirían que éramos cuatro gatos y todos perro-flautas… pero eso no era importante porque hoy día cualquiera puede informarse por si mismo, ver fotos y vídeos gracias a internet y darse cuenta de que eso no es así.

Y llegó el día. Eran las 6 de la tarde y yo me encontraba en la zona donde se había acordado el inicio de la manifestación y el lugar estaba atestado, tal y como sabía que iba a pasar. Gente de todas las edades, desde niños de teta que iban con su madre hasta ancianas que se tenían que mover en silla de ruedas. Gente de todos los aspectos, algunos con camisetas de adidas, otros con camisetas negras y pelo con rastas, para que engañarnos, también había perroflautas, pero eso debería dar igual, ni todos los que fuimos éramos perro-flautas ni de extrema izquierda (Como algunos quieren hacer creer).

No voy a olvidar nunca la sensación de unidad que teníamos todos andando en dirección a la plaza del ayuntamiento, pasando por la Gran Vía… inundandola de cantos de esperanza (Porque eso es esperanza, la esperanza de que todos juntos podemos cambiar esto) y de palmas, incluso de la música de dos batucadas que había por ahí.

Al pasar delante de la subdelegación de gobierno y de los bancos se escuchaba “Ahí está la cueva de Ali-baba” y todos señalábamos hacia ellos, son los que nos han llevado a esta situación y son los que deben arreglarla sin complicarnos a nosotros la vida… y si no queda más remedio que se nos complique, pero que se les complique a ellos antes. También se oían muchos otros cánticos como “Y si de esto va el tema, soy anti-sistema” aludiendo a la calificación que nos dan en las televisiones y grupos de derecha (Vease Intereconomía). Y entre todos los cánticos destacaba uno en concreto que a mi parecer es el que mejor define la globalidad del movimiento, por el que todos los habitantes del planeta deberíamos unirnos, para que no se nos recorte ni un solo derecho: “De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste”.

No somos un grupo de niñatos. No somos un grupo de extrema izquierda. No somos cuatro gatos. Somos millones de personas en todo el mundo con ideas políticas muy variadas que queremos nuestros derechos intactos ya que no hemos hecho nada para perderlos. Estamos indignados por el resurgimiento del “despotismo ilustrado” y su lema “Todo por el pueblo pero sin el pueblo”. No nos hagáis usar métodos poco ortodoxos, el pueblo es el que tiene que tener el poder, no vosotros.

El pueblo no debería tener miedo a sus gobernantes, son estos últimos los que deberían temer al pueblo… y más ahora que este ha despertado.

Leer más