Etiquetado: Te quiero

No quiero

No puedo, miro la luna, pero no la veo. Mis ojos no pueden ver sino oscuridad, un simple y negro abismo del que no se intuye un fondo.

Y es que sin ti nada queda. Todas las imágenes se borran, dando paso de nuevo a ese foso de tristeza, ese foso que aquel día tú copaste con un solo beso y que, aunque aun no sea así, tengo miedo que vuelvas a vaciar. Porque no, no soy perfecto, de hecho de cada tres frases que digo cuatro son idioteces, pero si algo puedo decir sin dejar clara mi naturaleza de idiota es que te amo.

No. No quiero otros labios. No quiero otra piel que me roce ni otros ojos que me miren. No quiero otro perfume ni otra voz que al oído me diga lo mucho que me ama. Quiero tu voz, quiero tu mirada y tu perfume. Que cada mañana me despierte viendo tu pelo en el otro lado de la almohada, que cada noche me des un beso, o un millón, y durmamos abrazados.

Quiero que esto sea eterno, que cuando llegue el fin pueda tomar tu mano y caminar hacia él juntos. Y se que, de ser así, seria sin miedo alguno, pues sé que ni la propia muerte podría separarnos.

Porque sé que una vida contigo vale más de mil millones de vidas sin ti. Vivámosla.

Te quiero.

Leer más

15

Hoy hace ya 15 meses. Sí, quince meses de aquél día en el que las velas iluminaban el pasillo.

Recuerdo que aquél día tú pensabas que iríamos al bar, pero la realidad es que todo iba a ser muy diferente: aquel día iba a cambiar el futuro, tanto el mío como el tuyo. Cierto es que nuestra historia de amor se remonta a un mes antes de este acontecimiento, aproximadamente, pero ese día 4 de Enero sería el detonante de los que han sido hasta ahora los 15 meses más intensos y felices de mi vida.

15 meses… y lo que espero que nos quede juntos. Sé que no soy la mejor pareja del mundo, que tengo mis equivocaciones pero también sé que estoy dispuesto a luchar por ti a capa y espada, contra viento y marea.

Realmente, todo lo que te pueda escribir aquí nunca llegará a reflejar todo lo que siento, como te he dicho mil y una veces, la palabra que podría utilizarse para decir lo que quiero aun no ha sido inventada, pero en ningún idioma. Es por eso que me siento un poco insignificante escribiendo esto, pero espero que sepas valorarlo pues, aunque no son las palabras que mereces, son las únicas que me salen para felicitarte esta fecha, una fecha que espero que sigamos recordando durante muchos años más.

Y no, los dos sabemos que no estamos en el mejor momento, que han pasado cosas que nos han jodido mucho los últimos días pero yo te pido, de corazón, que me perdones, que cojas mi mano y sigamos andando juntos, porque es así la única forma en que yo lo veo, porque de esta manera podemos sobrevivir a todo lo que se nos venga encima. Porque juntos somos una misma persona.

Te quiero, te amo y… más que eso.

Leer más

¿Ya?

Todavía me sorprendo cuando veo mi situación actual.

Si me lo llegan a decir hace dos años probablemente me hubiese reído  ¿Cómo iba a pensar yo que acabaría contigo? Para mi siempre has sido mi modelo de chica perfecta: pelirroja, piel blanquita, cuerpazo, corsets y cuero… pero nunca pensé que pudieses estar al alcance de mi mano. Hoy ya hace un año de que todo esto cambió.

Desde entonces y poco a poco comencé a creer, comencé a sentir que, tal vez, fuésemos como las piezas de un puzzle que encajan perfectamente completando la imagen. Y así fue, hoy lo podemos celebrar, al fin, que estamos juntos y nadie nos va a separar.

¿Ya?¿Tan rápido ha pasado el tiempo? Pues resulta que si. Todavía me acuerdo de aquella noche, de como me hiciste la cobra un par de veces, de como me enganché a tu cintura e intenté convencerte de que la edad no importaba… y de aquel momento tan especial en la parada del autobús.

Hace un año ya… aunque es muy relativo: pienso que te conozco de toda la vida pero siento que todo esto sucedió ayer mismo. Todavía siento como aquel chico de 17 años se quedaba con el beso en los labios mientras tu subías en aquel autobús.

Siempre hemos tenido dos fechas, la primera de ellas es el día 4 de cada mes por aquel 4 de Enero (Que también está cerca de cumplir un año) y la segunda es aquél 27 de Noviembre a las 4:40 de la mañana donde, por primera vez, nuestros labios se juntaron, creando así la unión perfecta: Tu y yo.

Y así por siempre.

Leer más

Ni tu ni yo esperábamos que llegase a suceder algo así.

¿Quién nos iba a decir hace unos meses que acabaríamos así? Y no precisamente mal, todo lo contrario, me encuentro mejor de lo que lo he estado desde hace bastantes meses pero debes comprender que hasta no hace mucho te consideraba algo inalcanzable, como si estuvieses en la otra punta del universo. Las diferencias entre tu y yo son grandes pero a la vez pequeñas, tal vez sea eso lo que me gusta de ti entre las otras muchas cosas.

Me hice la promesa a mi mismo de no estar así hasta dentro de mucho tiempo tras estos meses aciagos que he estado pasando, pero acotar un sentimiento es como ponerle puertas al campo, no sirve de nada, por eso me dejo llevar. Tengo motivos para dejarme llevar.

Y me hacía falta algo como tu, que me alegrase y me diese ese empujón definitivo que necesitaba para superar todo esto, una motivación mayor que el “ya pasará todo” o el “ahora centrate en los estudios” que de nada servían.

Gracias, espero que todo esto siga tan bien como hasta ahora, no sabes lo que me alegro de tenerte.

Leer más